Jonatan Campo, Diego Herlein, Julia Arocena / Museos para turismo

15/10/15

Julia Arocena, jefa del Área de Turismo de la Municipalidad de Bahía Blanca, además es docente del Departamento de Geografía y Turismo de la Universidad Nacional del Sur, Guía de Turismo desde el 2000 y trabaja actualmente en la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Bahía Blanca. A su vez coordina el programa de visitas guiadas “Conocés Bahía?”, Jonatan Campo Trabaja en la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Bahía Blanca y desde 2014 se desempeña como ayudante de docencia en una cátedra de primer año de la carrera de turismo en la UNS. Futuro Licenciado en Turismo en la Universidad en Nacional del Sur.



Turismo de Bahía Blanca
Web
Facebook
Twitter
Instagram


Guadalupe Requena / Malba

Coordinadora de comunicación de Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires y está a cargo del diseño e implementación de la comunicación estratégica del museo, donde trabaja desde 2004. De cómo se gestionó la comunicación estratégica para una muestra como “obsesión infinita” de Yayoi Kusama a mantener el secreto para “La democracia del símbolo” de Leandro Erlich. La gestión de las redes y la explosión mediática cuanto modifica a los distintos equipos del museo.

Su Twitter



MALBA
Web
Twitter
Instagram


Valerio Marinetti / Museo del demonio

El museo Žmuidzinavičius, conocido popularmente como el Museo del Demonio, Está dedicado a coleccionar y exhibir esculturas y tallas de demonios procedentes de todas partes del mundo. En un principio la colección sólo tenía unas 260 piezas, pero la afición de Žmuidzinavičius, se fue haciendo famosa y todo el mundo quiso participar de tan curiosa colección, de modo que espontáneamente comenzaron a regalarle esculturas demoníacas y han continuado haciéndolo incluso después de su muerte.

Piezas de México, Nepal, Japón, Australia y Cuba, por mencionar algunas, están disponibles en estantes y vitrinas. Algunas resultan cómicas y no pasan de versiones caricaturescas del señor del mal, otras son obras rusticas, e incluso groseras con un terminado crudo y hosco. Si el objetivo de ellas es impactar, cumplen a la perfección su propósito. Marinetti se fue con rumbo desconocido y nos dejó escuchando Luzbelito de los Redonditos de Ricota.

A Valerio Marinetti lo podés seguir en Twitter.

Todos los Programas